Metrología, una herramienta clave para el éxito de las pymes

Metrología, una herramienta clave para el éxito de las pymes
Imprimir este artículo

Cuando alguien decide emprender e iniciar su propia empresa realiza diferentes procesos como buscar proveedores, distribuidores y  calcular las proyecciones de gastos e ingresos para tener un panorama y plantear sus objetivos. Lo que pocos saben o planifican, es que deben tener en cuenta algo conocido como metrología legal, la cual resultará indispensable para el buen funcionamiento del negocio.

¿Cómo saber si cuando recargo gasolina realmente recibo la cantidad de combustible que estoy pagando? ¿Sabe usted cómo verificar el gramaje de los productos que compró en la tienda o plaza de mercado? Precisamente por medio de la metrología legal, la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC), se encarga de supervisar que las empresas, pymes y distintos negocios, cuenten con los instrumentos adecuados para entregar los productos en las cantidades que indican y evitar engaños en contra de los consumidores.

Alejandro Giraldo López, Superintendente Delegado para el Control y Verificación de Reglamentos Técnicos y Metrología Legal de la SIC, informa que esto no solo se hace para preservar a los compradores, también tiene como objetivo garantizar la competitividad de los empresarios, sus buenas prácticas e impedir la competencia desleal.

“Las pymes y las empresas deben ser cuidadosas de contar con las herramientas de medición adecuadas, ajustadas y llevar buenas prácticas. Eso las hará mantener la competitividad. Si una pyme despacha de manera inexacta sus productos y envía menos de la cantidad pactada, seguramente no le volverán a comprarSu reputación y capacidad operativa quedarán en tela de juicioAdemás podría afrontar problemas legales y recibir multas”, agregó Giraldo.

El Superintendente Delegado también destacó que la vigilancia que realiza la SIC debe ser estricta y eficiente, pues las personas no tienen la forma de verificar si les están entregando las medidas por las cuales están pagando o si los lugares que frecuentan tienen los sistemas adulterados.

“Cuando un empresario realiza malas prácticas genera un círculo perverso en el mercado por incurrir en conductas de competencia desleal. Por ejemplo: vender determinada cantidad a un ‘buen precio’, pero lo que realmente está haciendo es entregar una cantidad menor de la pactada, el resultado es que quienes sí suministran la cantidad correspondiente al valor correcto queden en desventaja; y en muchos casos esa competencia desleal lleva a que empresarios honestos deban salir del mercado. Otra consecuencia es que las empresas que están haciendo lo correcto, terminan adaptando las malas prácticas para poder competir”,profundizó el Superintendente Delegado.

Multas

Teniendo en cuenta este contexto, es importante conocer que las sanciones determinadas por la ley pueden ir hasta los 2.000 salarios mínimos legales vigentes, es decir, casi mil 600 millones de pesos, dependiendo del caso y el tamaño de la compañía o Pyme. En 2017, la SIC interpuso multas a 217 empresas sancionadas por un valor superior a los cinco mil 300 millones de pesos ($5.355.795.420).

Giraldo mencionó que desde el año 2012 la SIC inició el control a estaciones de servicio, donde evidenció que el 60% entregaban menos cantidad de combustible facturado al consumidor; lo que representaba pérdidas multimillonarias a los colombianos. A cierre del 2017, se logró una reducción de la cifra a 12%, una corrección del 48% del mercado, salvando del bolsillo de los consumidores 18 millones de dólares por año.

Colombia a la vanguardia

Gracias al trabajo de vigilancia y control que se ha desarrollado en el país en metrología legal, Colombia se ha convertido en un ejemplo mundial, inclusive, ganó el premio a mejor autoridad a nivel mundial sobre este tema. Asimismo, la Organización Internacional de Metrología Legal (OIML) invitó a la SIC a mostrar el modelo de metrología a naciones como China, Rusia y Cuba.

Asimismo, la entidad desarrolló un área robusta de capacitación por medio de la Oficina de Servicio al Consumidor y Atención Empresarial, donde constantemente se realizan charlas, cursos virtuales y chats para entregar el conocimiento que requieren los comercios para desarrollar métodos de medición de manera correcta.  En 2017 solo de manera presencial la entidad capacitó a cerca de 10.500 personas.

Productividad y eficiencia

Es de recalcar que la metrología permite a los negocios disminuir problemas como rechazos o reprocesos, además de aprovechar mejor las materias primas asegurando el cumplimiento de especificaciones a través del correcto funcionamiento de los instrumentos para tomar las medidas. Todo esto se ve reflejado en los estados financieros, en la fidelización de cliente y en la calidad del producto.

“Hemos identificado que –usualmente- no existe la costumbre de realizar un  mantenimiento periódico de los equipos, entonces se desajustan trayendo problemas al empresario porque se pueden presentar pérdidas que no son tan fáciles de identificar al estar entregando mal los productos. El llamado es que sepan que cuentan con nosotros para guiarlos y puedan llevar sus negocios por el buen camino”, comentó Giraldo.

Más allá de los negocios

El experto, resaltó que el control de equipos va más allá del uso comercial. “En la vida diaria utilizamos distintos instrumentos de medición. Vamos a un mercado y nos pesan productos como carne, frutas y alimentos; los usamos también para verificar si alguien maneja en estado de embriaguez o en exceso de velocidad; en el sector salud están presentes para conocer la temperatura o la presión de un paciente; es decir, hacen parte de casi todas nuestras actividades, de allí la importancia que se encuentren funcionando perfectamente, de lo contrario pueden afectar nuestra vida”, concluyó Giraldo.

¡Aún sin comentarios!

Se el primero en iniciar una conversación.

Añadir un comentario

Sus datos estarán a salvo! Su dirección de correo electrónico no será publicada. También otros datos no serán compartidos con terceras personas.
Todos los campos requeridos.