Retos en el Sistema de Salud para el 2018

Retos en el Sistema de Salud para el 2018
Imprimir este artículo

Dando inició al 2018 es momento de reflexionar sobre los avances que se han tenido en el Sistema de Salud y los retos para este año.

De acuerdo con el Ministerio de Salud y Protección Social, la desnutrición crónica, el embarazo en adolescentes y la mortalidad materno-infantil han disminuido.

Esta misma tendencia se presenta con la prevalencia de consumo de tabaco, lo que generará un impacto muy importante en la reducción de las enfermedades crónicas no trasmisibles. Con relación a inmuno-prevención, los datos de esa cartera destacan que en el año 2017 aumentaron las coberturas en vacunas para prevenir difteria, tos ferina, tétanos, hepatitis B, influenza B, sarampión, paperas y rubéola. Si se tiene en cuenta que en los últimos 8 años la población ha recibido un poco más de 2 mil millones de servicios, es indiscutible que los resultados en salud obtenidos hasta el momento son muy importantes, por lo tanto, se deben mantener a futuro.

Presidente Salud Total EPS

En torno a la sostenibilidad financiera, sobresale el desarrollo de la política farmacéutica para el control de precios a 1.042 medicamentos, la compra centralizada de fármacos, por ejemplo, para el tratamiento de la hepatitis C, la introducción de la competencia de los biotecnológicos y las medidas que se tomaron para asegurar la trasparencia entre la industria farmacéutica y los demás integrantes del sector, asuntos que han contribuido tanto a mejorar el acceso como en la disminución de los costos en la prestación de los servicios de salud. A su vez, es imperioso mencionar que al Sistema se adicionaron 1,8 billones de pesos procedentes del medio punto del Impuesto al Valor Agregado (IVA) y del impuesto al tabaco, entre otras fuentes; recursos que sumados a los 500 mil millones de pesos del presupuesto nacional destinados a pagar las deudas de Caprecom, contribuyeron a aliviar la situación de iliquidez de las diferentes organizaciones del sector.

El 2018 será un año de grandes retos. Mejorar la calidad y el acceso a los servicios de salud se constituyen en los pilares fundamentales de la gestión en este período. Para lograrlo, es necesario que las diferentes aseguradoras mejoren, entre otras actividades, la comunicación y el relacionamiento con sus afiliados. De igual forma, la población debe contribuir con este propósito, utilizando adecuadamente los servicios sin generar ni permitir excesos y cumpliendo con las citas médicas asignadas, se calcula que la inasistencia puede alcanzar un 20%. Otros puntos en los cuales los usuarios pueden ayudar enormemente son en la adherencia a los tratamientos y en mejorar el autocuidado.

En lo institucional, es obligatorio avanzar en la liquidación de entidades como SaludCoop y Caprecom, que contribuirá a mitigar la situación financiera de la red de prestadores de servicios de salud. La consolidación de la Ley Estatutaria en cuanto a la autorregulación se refiere, avanzar en el Modelo Integral de Atención en Salud, el desarrollo de las Redes Integrales de Prestadores de Servicios de Salud y la implementación del Sistema de Afiliación Transaccional, serán los temas sobre los cuales se centrará la atención de los diferentes participantes durante este año.

Punto muy importante a solucionar son las dificultades que se tienen con las tecnologías no financiadas con cargo a la Unidad de Pago por Capitación. Si bien la compra centralizada de medicamentos está en la dirección correcta, es importante redefinir la gestión en torno a estas tecnologías. Garantizar los recursos y avanzar en nuevos esquemas de pago, por ejemplo, el cobro por parte de los prestadores a la Administradora de los Recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud (ADRES), son acciones que se deberían implementar en el corto plazo, esto debido al impacto positivo que tendría sobre la liquidez, el acceso a estas tecnologías y la autonomía de los profesionales de la salud.

Este año es electoral en nuestro país, los diferentes candidatos a la Presidencia y Congreso se han pronunciado con relación al Sistema y han lanzado múltiples ideas para modificarlo. Infortunadamente algunas de estas propuestas se han construido sin la debida rigurosidad científica y sin tener en cuenta los beneficios a la población. Es de resaltar que la política social más importante con la que cuenta el país corresponde a salud; cobertura a 47 millones de personas, lo que en términos prácticos significa universalidad en el aseguramiento, y una participación en el Producto Interno Bruto (PIB) del 7,2% así lo indican. Proponer cambios sin el análisis, la evidencia, el conocimiento y la seriedad que exige la actualidad simplemente destruirá los avances. Es el momento de evolucionar, no de echar abajo lo obtenido en las últimas dos décadas. Al país se le han reconocido a nivel nacional e internacional grandes logros en este campo, el que presente dificultades en algunos puntos no puede ser el pretexto para retomar esquemas de gestión fallidos.

Es cierto que se requiere mejorar la calidad y el acceso a los servicios de salud, pero igualmente es cierto que se necesitan más recursos, al menos un 8% del PIB, para financiar adecuadamente un plan de beneficios tan amplio como el que se garantiza en nuestro país. Además, es ineludible implementar modelos de contratación en los cuales el riesgo se comparta e integrar a la población para que se genere un cambio cultural que se centre en el autocuidado y en utilizar adecuadamente los servicios de salud.
Como se puede observar, los avances son innumerables, la propuesta es asumir los retos para mejorar aún más la salud de toda la población.


  1. MARTHA ISABEL PINZPN ZUÑIGA
    febrero 07, 08:27 #1 MARTHA ISABEL PINZPN ZUÑIGA

    Buenos dias, estoy de acuerdo con el artículo del Dr Juan Gonzalo Lopez y adicionalme incluiría que para las EPS la UPC del regimen subsidiaries y contributivo debe se igual, no debería existir diferencia y el servicio debería ser igual, y que tpdos los actores del sistema cumpla con los tiempos establecidos.
    Por ultimo las EPS deberian reforzar los programas de P y P, ya que si se enferman memos los usuarios, la rentabilodad va hacer mayor.

    Responder a este comentario

Añadir un comentario

Sus datos estarán a salvo! Su dirección de correo electrónico no será publicada. También otros datos no serán compartidos con terceras personas.
Todos los campos requeridos.