Educación móvil más allá del salón de clases

Educación móvil más allá del salón de clases
Imprimir este artículo

Al contar con más canales, se han habilitado nuevas vías para que estudiantes en todo el mundo tengan acceso a la educación y cumplan con sus actividades desde cualquier lugar o a través de cualquier dispositivo.
Actualmente, en nuestro país existen 3 formas para acceder a la educación universitaria, la presencial, en la que la persona asiste a un campus físico, con horarios restringidos. A distancia, que es conocida por su despliegue en zonas donde no hay oferta académica presencial y que combina la visita de docentes a esas zonas, que asignan tareas a través de plataformas tecnológicas básicas. Y finalmente está la virtual, que es la más reciente, y brinda la posibilidad que los estudiantes accedan a los recursos a través de cualquier lugar, sin importar el dispositivo que usen.
En efecto, prácticamente dos tercios de los universitarios utilizan sus teléfonos inteligentes para estudiar, según las cifras arrojadas en una encuesta que desarrolló McGraw-Hill. En Colombia, ya son varias las instituciones que han habilitado y otorgado acceso seguro a las aplicaciones educativas desde cualquier herramienta.
La Universidad Javeriana de Bogotá, por ejemplo, decidió implementar una infraestructura administrada en forma centralizada que hoy le permite asignar recursos en tiempo real, dependiendo de las necesidades de estudiantes e inclusive, a profesores a través de la implementación de soluciones de virtualización de sus servidores, de aplicaciones y de escritorios. Gracias a la transformación de las aulas tradicionales, actualmente estudiantes y personal administrativo de la universidad, pueden usar sus dispositivos para acceder al campus universitario desde la comodidad de cualquier lugar a la hora que lo requieran.
Sin embargo, a pesar de la proliferación del uso los dispositivos móviles en diversos sectores como la banca, los portátiles siguen siendo los favoritos en las universidades sobre los teléfonos y es que, si bien, un recurso como el teléfono celular se puede usar para apoyarse a la hora de cursar una carrera universitaria, no es una herramienta recomendada para correr programas robustos de programación o diseño. Al respecto, Juan Pablo Villegas gerente general de Citrix en Colombia manifiesta que: “Actualmente, las universidades están eliminando los límites del acceso a los recursos para que los estudiantes ingresen desde cualquier lugar. No obstante, más allá de ingresar a la educación superior, desde el celular, creemos que estos dispositivos son un apoyo eficaz en materia de educación”.
En conclusión, cualquiera de las tres modalidades antes mencionadas, se adapta al uso de dispositivos móviles cuando se ha implementado una solución de virtualización o nube. Por ejemplo, cuando un estudiante cursa una carrera a través de modalidad presencial, puede usar su dispositivo dentro y fuera del campus para acceder a los recursos estudiantiles, en la modalidad a distancia el estudiante puede acceder a través de un café internet, o igual desde su dispositivo y en la última, con mayor razón a través de cualquier herramienta. Los universitarios son nativos digitales y buscan respuestas inmediatas y continuas. De hecho, cualquier recurso digital les posibilita experiencias de aprendizaje que aprovechan sus características y motivaciones puesto que se desarrollan en tiempo real y de una manera adaptada a cada necesidad específica.

¡Aún sin comentarios!

Se el primero en iniciar una conversación.

Añadir un comentario

Sus datos estarán a salvo! Su dirección de correo electrónico no será publicada. También otros datos no serán compartidos con terceras personas.
Todos los campos requeridos.