Evaluación de las Acciones de Baja Capitalización

Evaluación de las Acciones de Baja Capitalización
Imprimir este artículo

Richard Turnill, Responsable Global de Estrategias de Inversión

 Puntos clave

1. Las acciones estadounidenses de baja capitalización cerraron la reciente brecha de rendimiento que había con las acciones de alta capitalización, basándose en la esperanza de que se implemente un recorte tributario para las empresas, pero es menos probable un desarrollo sostenido.

2. La atención de esta semana se centró en el riesgo bajo: El índice de confianza empresarial de Japón registró su nivel más alto en 10 años y los flujos de entrada anuales de la renta variable de los mercados emergentes fueron los mayores desde 2010.

3. Esta semana comienza la temporada de ganancias del tercer trimestre en  EE. UU., y una gran cantidad de bancos presentan informes. Las cifras generales de las ventas minoristas de EE. UU. reflejarán la venta de automóviles después de los huracanes.

Durante el mes pasado, las mayores esperanzas reflacionarias reavivaron la llama de las acciones de baja capitalización a nivel global. Las perspectivas de un recorte impositivo para las empresas dieron impulso en EE. UU. dada la mayor carga impositiva de las acciones de baja capitalización. No obstante, consideramos que, para mantener un desarrollo sostenido, se necesitará mucho más que bajar los impuestos.

Las acciones estadounidenses de baja capitalización registraron un impulso del desempeño después de las elecciones, con la esperanza de que haya un recorte tributario para las empresas y se implementen políticas a favor del crecimiento. No obstante, no pudieron aventajar a las acciones estadounidenses de alta capitalización hasta agosto, cuando las perspectivas de una reforma tributaria volvieron a ganar impulso. La rentabilidad de las acciones estadounidenses de baja capitalización ha superado la de las acciones de alta capitalización en más de siete puntos porcentuales desde el 21 de agosto. Mientras tanto, los analistas han estado bajando las expectativas para las ganancias de las pequeñas empresas en 2017, tal como se puede observar en el gráfico. Esto sugiere que debería disminuir el entusiasmo por el grupo.

Comparaciones difíciles

Se considera que las acciones de baja capitalización son las grandes beneficiarias de un recorte tributario para las empresas. Nuestros cálculos muestran que la tasa de impuestos corporativos promedio para las acciones estadounidenses de baja capitalización fue de aproximadamente un 33% en 2016, en comparación con el 29% de las acciones de alta capitalización. La esperanza de que se pueda materializar un recorte tributario pronunciado para las empresas ayudó a que las acciones estadounidenses de baja capitalización compensen en tan solo seis meses casi todo el desempeño deficiente registrado hasta la fecha en comparación con sus equivalentes de alta capitalización.

No obstante, las acciones estadounidenses de baja capitalización tienen algunos obstáculos que superar para ganar la confianza de los inversionistas a un plazo más largo. El sólido crecimiento económico global y un dólar más débil son ventajas para las grandes compañías multinacionales, que obtienen la mayoría de sus ganancias del extranjero. Las estimaciones de ganancias de las acciones de baja capitalización también se muestran rezagadas. En lo que va del año, los analistas revisaron a la baja sus estimaciones de 2017 y 2018 en un 8% y un 6%, respectivamente. Esto se compara con las reducciones de tan solo un 1% y 2% para las acciones de alta capitalización. La tendencia no es nueva. Las reducciones de los analistas sobre las estimaciones de ganancias de las acciones de baja capitalización superaron a las mejoras desde 2011. A pesar del optimismo percibido a principios de este año, se prevé que el crecimiento real de las ganancias para las acciones de baja capitalización en 2017 será de un quinto del de las empresas más grandes. Las perturbaciones influyeron. Las empresas de baja capitalización del sector energético aún se están adaptando a la revolución del esquisto, y los actores de los pequeños consumidores están buscando ventajas en un mundo con menos poder de las marcas. Como resultado se aprecia una brecha en el margen de ganancias entre las empresas estadounidenses de alta capitalización y las de baja capitalización que se ha más que duplicado desde mediados de 1990. Para cerrar esta brecha, es necesario que mejore el crecimiento de las ventas de las empresas de baja capitalización. Las valoraciones también dejan algo que desear. El índice S&P 600 Small Cap cotiza 21 veces más el valor de las ganancias futuras, y el índice general Russell 2000 de las acciones de baja capitalización, 27 veces más, incluso después de asumir una importante aceleración de las ganancias impulsadas por el recorte de impuestos en los próximos 12 meses.

Conclusión: Últimamente, las acciones estadounidenses de baja capitalización han generado un impacto, pero se han vuelto relativamente costosas y vulnerables a cualquier decepción relacionada con la reforma tributaria. En lugar del tamaño, consideramos que a los inversionistas les conviene centrarse en los factores de estilo de la renta variable con una resistencia potencialmente mayor en una expansión sostenida por encima de la tendencia, en especial, el impulso y el valor, como se describe en nuestra Perspectiva de inversión global para el cuarto trimestre.

Resumen de la semana pasada

• El informe de empleo de EE. UU. del mes de septiembre mostró el primer descenso con respecto a los empleos nuevos en casi siete años, en su mayor parte debido a los cierres comerciales por los huracanes; y consideramos que esto será transitorio.

• Prevalece una percepción de riesgo bajo. Los datos del índice ISM en EE. UU. registraron niveles que no se habían visto desde antes de la crisis financiera global; la encuesta Tankan de Japón sobre la percepción de los grandes fabricantes arrojó las cifras más altas en décadas; y la rentabilidad total del índice TOPIX de Japón registró su nivel más alto desde 1990 esta semana. Los flujos hacia los fondos de renta variable de los ME de este año ahora son los más importantes desde 2010.

• Los bancos impulsaron una venta generalizada de los activos de España, debido a las consecuencias que tuvo el referendo sobre la independencia de Cataluña. Los bancos de China tuvieron un mayor rendimiento después del anuncio de un recorte en la relación de exigencias de reservas.

Esta semana

·  Del 9 al 15 de octubre – Informes del índice de los gerentes de compra (Purchasing Managers’ Index, PMI) elaborado por Caixin, índice de precios al consumidor (IPC), índice de precios al productor (IPP), agregado financiero y balanza comercial de China.

·   12 de octubre  – IPP y comienzo de la temporada de ganancias del tercer trimestre de EE. UU.; producción industrial de la eurozona

·  13 de octubre – IPC y ventas minoristas de EE. UU.

Comienza la temporada de ganancias del tercer trimestre en EE. UU., y una gran cantidad de bancos presentará informes. Los economistas prevén que la solidez en la venta de automóviles después de los huracanes impulsará las cifras de las ventas minoristas de septiembre en EE. UU., pero la atención del mercado estará centrada en las ventas principales excluyendo al sector automotor y de combustible.

 

¡Aún sin comentarios!

Se el primero en iniciar una conversación.

Añadir un comentario

Sus datos estarán a salvo! Su dirección de correo electrónico no será publicada. También otros datos no serán compartidos con terceras personas.
Todos los campos requeridos.