Educación virtual: Realidad que Potencia, Problematiza y Genera Cambio

Educación virtual: Realidad que Potencia, Problematiza y Genera Cambio
Imprimir este artículo

Ya no es un “descreste” hablar de educación virtual; eso es un hecho, un gran cambio Y quienes lo hagan o lo hagamos, sabemos que ya no estamos descubriendo el agua tibia.

Hoy, la educación superior virtual tiene otros matices y otros ángulos a través de los cuales se mira este nuevo escenario, incluso, la calma aparece ya como una nota sobresaliente que demuestra la naturalidad con que este tema es abordado en la actualidad. Ya no sufrimos de aquella vertiginosidad por querer aparecer como primeros en páginas de diarios y llenando titulares en medios nacionales e internacionales.

Oferta académica global:

La oferta académica global y local, en la actualidad, es sumamente amplia y cada vez más nos pone en la esfera de la reflexión. La aparición de iniciativas como los Mooc, cursos en línea, las ofertas de estudio on line, dobles titulaciones con Instituciones internacionales, entre otros, son una muestra de las grandes posibilidades a las que el mundo puede acceder hoy.

Padre Diego Luis Rendón Urrea
Rector Fundación Universitaria CATOLICA DEL NORTE

Y eso está bien. Para ello está concebida esta magnífica herramienta (TIC) que al revolucionar el mundo también ha revolucionado al hombre. Ejemplo de ello son las redes sociales sin las cuales la sociedad no podría expresarse en las dimensiones en que hoy lo hace y convirtiéndolas, a la vez, en un producto básico de la “canasta universal”.

Estamos, pues, ante un fenómeno lleno de grandes y gratificantes acontecimientos en los que cada vez vemos con más claridad y de manera patente lo que en el siglo anterior se veía de manera latente. La “aldea global” de Marshall McLuhan (1911 – 1980) y su desarrollo, “modificó al ser humano en su esencia, ya que alteró desde su manera de comunicarse hasta la organización social”.

Por eso, en la Fundación Universitaria Católica del Norte y, fieles a nuestro origen e inspiración, entendemos que todo nuestro esfuerzo y nuestro accionar desde la virtualidad siempre tiene que desembocar en la pregunta por el hombre. El Sentido Humano institucional nos lleva a trabajar intensamente por mantener la sana tensión entre aquello por lo que se pregunta (razón) y aquello en lo que se cree (fe).

Sabemos, desde nuestro Proyecto Institucional y Pedagógico, que hoy a las universidades les asiste una reforma de pensamiento, un cambio en sus lógicas de formación ante la necesidad específica de un proceso formativo de calidad, de pertinencia y con sentido, que aporte a la solución de los múltiples problemas de la sociedad.

De ahí que la principal preocupación nuestra sea presentar al mundo personas formadas en el ambiente virtual pero con el más alto grado de humanidad para enfrentar y abordar las nuevas realidades profesionales, laborales y sociales.

Pioneros:

El ser pioneros de esta modalidad en Colombia, nos obliga permanentemente a ser conscientes de que en la medida que las formas de generación de conocimiento surjan de las necesidades de la sociedad y la sociedad sea sujeto de conocimiento, se avanzará en una relación innovadora de la virtualidad, de la investigación y del territorio, conceptos claves en la definición de nuestra identidad institucional.

Esto quiere decir que la educación virtual, concebida como el escenario de formación del siglo XXI, tiene también una definición con sello nuestro.

La expresión educación en la virtualidad se compone de dos elementos: educación y virtual. De una parte, se define educación como el espacio de excelencia para la cultura del conocimiento en el marco de una perspectiva social con enfoque de servicio para el bien común. Con la educación hay lugar para un mejor desarrollo humano, da mayor comprensión del mundo y de la participación en él. La educación es, pues, significado de transformación social y cultural en una relación de simetría con los enfoques de desarrollo. De otra, el concepto virtual (virtualidad) es construido desde la experiencia de su comunidad académica. Para Lèvy (1998), lo virtual es una fuerza y potencia considerada como un conjunto polémico que existe y tiende a actualizarse desde procesos que él denomina resoluciones. Así entonces, lo virtual es otra dimensión de la realidad que existe en potencia, y la actualiza (a dicha realidad) cuando se problematiza y se proponen soluciones. Agrega Lèvy (1998):

“Lo virtual no es, en modo alguno, lo opuesto a lo real, sino una forma de ser fecunda y potente que favorece los procesos de creación, abre horizontes, cava pozos llenos de sentido bajo la superficialidad de la presencia física inmediata.” (p.14)

Un ejemplo explica mejor el concepto de lo virtual desde la perspectiva de Lèvy: una semilla es en potencia un árbol o una planta.

¡Aún sin comentarios!

Se el primero en iniciar una conversación.

Añadir un comentario

Sus datos estarán a salvo! Su dirección de correo electrónico no será publicada. También otros datos no serán compartidos con terceras personas.
Todos los campos requeridos.