TIEMPO LIBRE EN VACACIONES: ACCESO DIRECTO A CIBERDELITOS EN MENORES

TIEMPO LIBRE EN VACACIONES: ACCESO DIRECTO A CIBERDELITOS EN MENORES
Imprimir este artículo

¿Se ha preguntado por qué se hace tan difícil controlar las publicaciones de sus hijos en redes sociales? Esto se presenta debido a la información falsa que se proporciona al momento de su creación por ser menores de edad encubiertos. Según Puromarketing.com, “más de 5 millones de usuarios de Facebook tienen menos de 10 años”.

Teniendo como referencia el receso escolar y la inminente acogida de las redes sociales por parte de los menores de edad, Adalid, compañía de seguridad de la información, proporciona cinco consejos para proteger a los niños de los ciberdelincuentes en esta época en que su tiempo libre se hace incontrolable.

Incluso, “no es solamente el descontrol que ofrece Internet el que abre puertas a un arsenal de peligros para los menores, sino el propio desconocimiento y descuido de sus padres el que expone su integridad”, afirma Edwin Cifuentes, director del Laboratorio de Informática Forense de Adalid. Esto inquieta aún más, teniendo en cuenta que “el 66 por ciento de los adultos desconocen los sitios que visitan los menores y las conversaciones que tienen”, cifras del Ministerio de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones.

En los 372 casos que llegaron a Adalid en 2017, cifra que generó un incremento del 70% respecto al 2016, se evidenció que los adultos no conocen las restricciones de seguridad o la respectiva configuración que ofrecen los sistemas operativos para limitar etiquetados, páginas de acceso, navegaciones, opciones de privacidad, etc. Por ello, el experto Cifuentes recomienda:

  1. Generar relación de confianza con sus hijos, dialogar con ellos y explicarles los riesgos a los que son expuestos en las redes sociales. Conocer sus amistades cercanas e indagar por las relaciones que ellos tienen entre sí y con sus familiares o vínculos más cercanos. Si es posible obtener datos, como teléfonos, de sus padres de familia.
  2. Incluso, cuando de menores se trata, según la Corte Suprema de Justicia acceder a sus redes o correo no es una violación a la privacidad. En este caso es recomendable ingresar cuando sus tutores tienen sospechas de algún riesgo, pues están en todo el derecho de “asistir, orientar y controlar las comunicaciones de sus hijos menores de edad”, señala el ente.
  3. Instalar en los dispositivos de sus hijos el control parental para restringir accesos de acuerdo con su edad. En los siguientes vínculos encontrará una versión para iOS y otra para Android

4. En lo posible, instalar en sus equipos, programas como estos, que funcionan en computadores y dispositivos móviles:

Qustodio: Proporciona funciones de monitoreo avanzadas para categorizar y atrapar páginas Web visitadas. Alerta a los padres inmediatamente y bloquea sitios que se utilizan para navegar anónimamente en línea.

Kidlogger – Evidencia la cantidad de tiempo que están utilizando la computadora o el teléfono móvil y la lista de aplicaciones utilizadas. En el teléfono también muestra los contactos más utilizados, las llamadas, los mensajes de texto y los chats.

5. Para procurar una navegación segura, instalar sistemas de detección de virus. Estos tienen la capacidad de detectar posibles ataques anónimos y también pueden lanzar alertas en el caso de recibir material pornográfico.

“El 55% de los jóvenes latinoamericanos ha sido víctima de ciberacoso”, según la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Fundación Telefónica. Y como esta, son cientos las cifras que se registran sobre los peligros cibernéticos (Sexting, Grooming, Bullying, acoso, etc.), pero más allá de mencionarlas, Adalid hace un llamado a los usuarios a generar conciencia sobre los riesgos y a entender lo fácil que es prevenirlos desde casa.

¡Aún sin comentarios!

Se el primero en iniciar una conversación.

Añadir un comentario

Sus datos estarán a salvo! Su dirección de correo electrónico no será publicada. También otros datos no serán compartidos con terceras personas.
Todos los campos requeridos.