LAS OREJAS RECUPERAN SU FORMA ORIGINAL CON LA LOBULOPLASTIA

LAS OREJAS RECUPERAN SU FORMA ORIGINAL CON LA LOBULOPLASTIA
Imprimir este artículo

El procedimiento quirúrgico de la lobuloplastia es ideal para casos en donde  el peso de los aretes puede llegar a rasgar, infectar el tejido y dilatar considerablemente la piel del lóbulo de la oreja, causando el alargamiento del orificio o la ruptura definitiva. Los orificios que tienen un tamaño anormal, nunca cierran por sí solos.

La reparación del lóbulo rasgado tarda solo 20 minutos, es una intervención ambulatoria y se realiza con anestesia local.

Según la doctora Alexandra Mora, otorrinolaringóloga especializada en Cirugía Plástica Facial y Medicina Laser “El procedimiento solo tarda 20 minutos, pero requiere de mucha precisión y cuidado. Es realizado bajo anestesia local y consiste en volver a activar la piel mediante una sutura interna que generara un nuevo proceso de cicatrización.

Con este procedimiento, se consiguen grandes resultados, el paciente tendrá un nuevo agujero mucho más fino, más estético y funcional.  Los puntos de sutura se retiran de 8 a 10 días. Una vez retirados los puntos y la inflamación haya desparecido, el paciente podrá colocarse sus pendientes nuevamente.

La reconstrucción del lóbulo también se práctica en  aquellos pacientes que desean mejorar la apariencia de sus orejas que se ha alterado por el uso de piercings o expansores.

 “Después de la intervención se recomienda al paciente no abrir más de un agujero en el lóbulo y evitar los zarcillos  grandes y los pendientes pesados para no volver a presentar el mismo problema”  recomienda la especialista Mora Hernández.

¡Aún sin comentarios!

Se el primero en iniciar una conversación.

Añadir un comentario

Sus datos estarán a salvo! Su dirección de correo electrónico no será publicada. También otros datos no serán compartidos con terceras personas.
Todos los campos requeridos.