EL RETO LOGÍSTICO de la ÚLTIMA MILLA

EL RETO LOGÍSTICO de la ÚLTIMA MILLA
Imprimir este artículo

La entrega de mercancías al cliente final representa el último eslabón de la cadena de distribución y uno de los retos logísticos más desafiantes. Ya que varios factores como la densidad, la planificación y la ordenación urbana, afectan la distribución de mercancías (mensajería, domicilios, productos, comida, etc) en la ciudad.

El impacto de estos factores sobre los costos de distribución puede llegar a superar el 28% de los costos logísticos de una empresa. Adicionalmente, la movilidad urbana afecta y retrasa los tiempos pactados de recogida y entrega de las mercancías, ya que la velocidad media de los automóviles se sitúa entre 15-20 kilómetros por hora

Por: Santiago Pineda Quijano
Director MensajerosUrbanos.com

De igual forma, la misma red de recursos para la distribución, tiene  un impacto negativo sobre la movilidad y el medio ambiente de las ciudades. Según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la distribución urbana de mercancías puede generar hasta un 25% de las emisiones de gases de efecto invernadero y un consumo de hasta el 50% del combustible de toda una ciudad.

Estos retos e impactos negativos se han venido acrecentando debido al aumento de la demanda de estos servicios y su complejidad.

En un mundo donde el Internet ha cambiado nuestros hábitos de consumo, las empresas están bajo presión para proveer entregas más eficientes, en donde los estándares de servicio y la calidad son más altos, pero los tiempos y los precios deben ser más bajos.

Por esto, debemos buscar soluciones innovadoras que permitan cumplir con todos los requerimientos de los clientes y a la vez generen un impacto positivo en el medio ambiente y la movilidad de las ciudades.

Para ello contamos con un aliado muy poderoso, la tecnología. A través de ella se pueden construir soluciones que mejoren la eficiencia operacional, permitiendo manejar altos volúmenes de entrega durante las horas pico y no incurrir en costos extras durante los horarios valle (Servicios a demanda).  Un ejemplo son los domicilios de comida, en donde la oferta en horas pico no da abasto para cumplir con la demanda. Como resultado, son largas horas de espera por parte del cliente, mientras que en horarios valle, los domiciliarios son recursos inactivos que producen gastos a las empresas.

Otro aporte de la tecnología, es la capacidad de implementar sistemas de geo-localización los cuales permiten asignar servicios de distribución a los recursos más cercanos, evitando de esta manera desplazamientos innecesarios. Como resultado tenemos tiempos de entrega más cortos y menos consumo de combustible.  También la geo-localización, combinada con herramientas de movilidad, como Waze, permite encontrar y asignar rutas eficientes que agilizan los tiempos de respuesta y el consumo de recursos.

Todas estas innovaciones tienen como objetivo facilitar la vida de las personas, mejorar el desempeño de las empresas, aportar a la movilidad y aumentar la competitividad de las ciudades.

¡Aún sin comentarios!

Se el primero en iniciar una conversación.

Añadir un comentario

Sus datos estarán a salvo! Su dirección de correo electrónico no será publicada. También otros datos no serán compartidos con terceras personas.
Todos los campos requeridos.