La quejadera no lleva a ningún lugar. ¿Cómo erradicarla de las Organizaciones?

La quejadera no lleva a ningún lugar.  ¿Cómo erradicarla de las Organizaciones?
Imprimir este artículo

PRIMER PASO Reconocer que “Yo también me quejo”

 

Unas claves para acabar con la quejadera

Todos los seres humanos, aún en las situaciones más complejas, nunca perdemos la voluntad de elegir.

El proceso educativo que se requiere para crear una cultura de la responsabilidad tanto en familias, en empresas, organizaciones,  y en la sociedad en general, contiene, desde nuestra experiencia, los siguientes elementos:

  1. Empezar por uno mismo: Para lograr cualquier cambio que sea permanente es importante empezar a ser conscientes en cada momento.
  2. Transformar prácticas: ser constantes en cambiar y reforzar comportamientos y prácticas con las personas que trabajamos día a día.
  3. Ser constantes: La realidad se cambia haciendo algo todos los días.

Cada vez acompañamos más procesos en empresas logrando que sus colaboradores entiendan, asuman y acepten su responsabilidad en la consecución de los objetivos corporativos de manera que mejoren sus niveles de productividad.

¡Aún sin comentarios!

Se el primero en iniciar una conversación.

Añadir un comentario

Sus datos estarán a salvo! Su dirección de correo electrónico no será publicada. También otros datos no serán compartidos con terceras personas.
Todos los campos requeridos.