Aprender a Emprender, desde la Universidad

Aprender a Emprender, desde la Universidad
Imprimir este artículo

En nuestro país el término emprendimiento es usado indiscriminadamente en el lenguaje de los negocios para describir una actitud, una intención o una idea de negocio; no obstante comprender qué es y su importancia, es una necesidad latente en la apuesta por el desarrollo social y económico de nuestro territorio.

El emprendimiento empresarial se trata de tomar la iniciativa para resolver problemas y afrontar de forma estratégica los cambios, no solamente para crear nuevos negocios sino también en las funciones que desempeñan los empleados en las empresas; esto se traduce en la creación de valor, rentas, empleos de calidad entre otros.

En Colombia se puede evidenciar el apoyo que recibe el emprendimiento, sin embargo en el documento Conpes sobre la Política Nacional de Desarrollo Productivo socializado por el Departamento Nacional de Planeación en Enero de 2016, se hace referencia a como en  Colombia existen problemas asociados a fallas de mercado que limitan la dinámica innovadora en el país, algunos de ellos están relacionados con las debilidades en los agentes y sus relaciones para innovar y emprender. Esto lo prueban tomando como referencia el resultado obtenido por Colombia en el Global Entrepreneurship Monitor (GEM) en el que se muestra un decrecimiento en el número de empresas establecidas, ubicándolo por debajo de la media de América Latina y el Caribe.

Es decir que en el país existen los instrumentos de apoyo al emprendimiento pero esto no se está materializando en la supervivencia empresarial. Esto nos invita a reflexionar sobre el impacto de los procesos de formación en emprendimiento y a formularnos la pregunta ¿qué tipo de emprendedores debemos formar?

Para lograr formar emprendedores que a través de sus ideas y proyectos impacten la competitividad, es necesario brindar los medios necesarios para que los estudiantes se enfrenten a los escenarios reales de los negocios, que hagan ventas y formalicen empresas rentables, entendiendo que a emprender solo se aprende, emprendiendo.

La comunidad estudiantil:

La comunidad  estudiantil debe  encontrar el apoyo necesario para el desarrollo de sus iniciativas a través de metodologías diferentes que propongan el uso de materiales didácticos diseñados para capturar oportunidades; formular modelos y planes de negocio; aprender el manejo de aspectos comerciales, técnicos, administrativos y financieros.

Una forma de hacerlo es motivando a los estudiantes para que en su trabajo de grado elaboren un plan de negocio y una vez hayan tomado la decisión, acompañarlos en una experiencia, en la que además de formular el plan, deban enfrentarse al mercado para validar sus hipótesis, es decir escribirlo y vivirlo.

Debemos elevar la capacidad gerencial de los emprendedores, esto se puede lograr si durante su proceso de formación los enfrentamos a la materialización de sus ideas. El acompañamiento debe partir del conocimiento de las personas detrás de la iniciativa y del diagnóstico del estado en el que se encuentra la idea de negocio (ideación, formulación, puesta en marcha o aceleración), para posteriormente estructurar un plan de acción que fortalezca competencias básicas, competencias laborales, competencias ciudadanas y competencias empresariales en los emprendedores; y  que además junto a un equipo de asesores temáticos garanticen el tránsito de las ideas a la consolidación de las empresas

Esta es la experiencia que debemos construir para Aprender a emprender. La responsabilidad de la universidad está en avivar y acompañar las expectativas de los estudiantes, egresados, colaboradores y empresarios, llevándolos a la puesta en marcha de sus ideas; esperanzados en que al aprender desde la aplicación de sus conocimientos y la obtención de resultados reales, ellos repliquen el trabajo de la universidad  en beneficio de sus familias, amigos, compañeros de trabajo y en la sociedad.

Por: Bibiana Maritza Trejos
Directora del Centro de emprendimiento,
Juan Pablo Mesa, Profesor y Diego Mauricio Mazo, Rector- Equipo CEIPA

¡Aún sin comentarios!

Se el primero en iniciar una conversación.

Añadir un comentario

Sus datos estarán a salvo! Su dirección de correo electrónico no será publicada. También otros datos no serán compartidos con terceras personas.
Todos los campos requeridos.