El adulto Mayor en Colombia, de la Inequidad al Bienestar

El adulto Mayor en Colombia, de la Inequidad al Bienestar
Imprimir este artículo

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud, Bienestar y Envejecimiento en el mundo la población correspondiente al adulto mayor pasará de 900 millones a 2000 millones en el año 2050, es decir, el 22% de la población mundial será mayor a 60 años.

Colombia no es la excepción en esta transición demográfica debido a las bajas tasas de fecundidad y mortalidad, y por mejor atención en salud y en seguridad social. Para el 2050 el 23% de la población, es decir 14.1 millones, será mayor de 60 años, actualmente es el 11% lo que corresponde a 5.2 millones. Adicional, el índice de envejecimiento pasará de 13.7 mayores de 65 años a 42 para el año 2025. Esta tendencia tiene un mayor impacto en las mujeres, fenómeno conocido como feminización del envejecimiento.

En cuanto a ingresos se refiere, el 72,9% de los adultos mayores recibieron dinero en el último mes, sin embargo, el 54.9% tuvo como ingreso una cifra inferior al salario mínimo y solo el 9.5% tres o más salarios mínimos.

Por: Juan Gonzalo López Casas

Presidente Salud Total EPS

Otros aspectos para tener en cuenta en esta población se refieren a la ocupación, tenencia de vivienda, estrato socioeconómico, educación y afiliación al Sistema de Salud. En promedio, trabajaron 35.9 años en empleos como: obreros, empleados, cuenta propia, jornalero, independientes o domésticas. La gran mayoría son propietarios de la vivienda, la cual cuenta con servicios públicos. Por estrato, el 28.4% corresponde al estrato I, el 39.6% al II, 30% al III-IV y solo el 2% a los estratos V y VI. La gran mayoría cursó hasta secundaria, aunque un buen porcentaje no obtuvo educación y una mínima parte tiene estudios universitarios. Una proporción mayor está afiliada al Sistema de Salud, por ejemplo, en la población entre 60-64 años, el 45.8% está afiliado al régimen contributivo, el 48.5% al subsidiado, el 0.5% al régimen excepción y 1.6% al especial, el 3.5% no está afiliado, esta última cifra llega al 0.7% en la población igual o mayor a 80 años. En cuanto a actividad física, el 10% asiste a un programa con este objetivo.

El gran desafío es estructurar un Sistema Socio Sanitario que integre todos los programas, proyectos, iniciativas e instituciones para garantizar el bienestar de la población mayor en Colombia”

Las condiciones crónicas como hipertensión arterial, cáncer y diabetes; las cuales están ligadas al consumo de alcohol, tabaquismo, alimentación no saludable y sedentarismo, afectan severamente la salud de esta población. Otras enfermedades se relacionan con la depresión, artritis-artrosis, problemas visuales y auditivos. El 85% de los adultos mayores presentan multi-morbilidad, es decir, más de una condición crónica. Según la Organización Mundial de Salud, el 80% de las muertes por enfermedades crónicas se presentan en los países de bajos y medianos ingresos, grupo del cual hace parte Colombia. El impacto de estas enfermedades sobre la situación de los adultos mayores no se limita solo a la salud, estas constituyen una causa importante de pobreza, impacto que tiende a subestimarse.

En resumen, la población mayor de 60 años aumentará en los próximos años, la situación actual no es la mejor en cuanto a salud, educación, ocupación e ingresos se refiere. Esto indica que el contexto será mucho más complejo a futuro, lo cual ejercerá una gran presión sobre el Sistema de Salud y los diferentes programas de bienestar.

El aumento en la esperanza de vida de la población es un gran logro por parte del conjunto de la sociedad, sin embargo, es necesario transformar y fortalecer la institucionalidad y los recursos destinados a la protección de los mayores de 60 años. Para el caso específico de salud, el Sistema debe insistir en las acciones para promocionar los hábitos saludables con el objetivo de disminuir el consumo de alcohol y tabaco, mejorar la nutrición e incentivar una mayor actividad física. Por su parte, los servicios de salud se deben preparar para una demanda mayor de pacientes con condiciones crónicas.

Es indiscutible que esto requiere una mayor inversión por parte del Estado puesto que los costos y la complejidad aumentarán en los próximos años. Otros sectores deberán invertir más recursos para asegurar mejores ingresos, mayor capacitación y educación y más oportunidades para el empleo.

Es prioritario iniciar desde ya con las acciones de promoción de la salud para prevenir el inicio temprano de las enfermedades crónicas no trasmisibles, el autocuidado debe ser una clara acción por parte de la población, esto contribuiría enormemente a mejorar la salud de la población, a su vez, disminuirá la presión sobre los recursos destinados a la atención de los pacientes con este tipo de enfermedades.

El gran desafío es estructurar un Sistema Socio Sanitario que integre todos los programas, proyectos, iniciativas e instituciones para garantizar el bienestar de la población mayor en Colombia. El envejecimiento es irreversible, al menos por ahora, por lo que todas las entidades de los diferentes sectores deben emplearse a fondo para mejorar las condiciones actuales de esta población, eliminar las inequidades y trabajar con los demás grupos etarios para fortalecer aquellas acciones tendientes a aumentar la protección y el bienestar al momento de envejecer.

De las decisiones de hoy depende que tan bien envejecerá nuestra población.

 

¡Aún sin comentarios!

Se el primero en iniciar una conversación.

Añadir un comentario

Sus datos estarán a salvo! Su dirección de correo electrónico no será publicada. También otros datos no serán compartidos con terceras personas.
Todos los campos requeridos.