Los Idiomas Frente a Las Competencias Laborales

Los Idiomas Frente a Las Competencias Laborales
Imprimir este artículo

Por: Luz M. Vanegas

Directora LEXICOM

En un mundo cada vez más globalizado y un entorno laboral cada vez más competitivo, el conocimiento de idiomas se ha convertido en una carta de presentación fundamental para acceder al mercado laboral.  Ya no basta con saber un idioma, hoy en día la mayoría de las empresas están exigiendo a sus empleados manejar dos o más lenguas extranjeras.

De acuerdo con estudios hechos por reconocidas consultoras de empleo (Manpower, Randstan, Infojobs, etc.), el 70% de las ofertas de empleo piden como requisito el conocimiento de una lengua extranjera, siendo sin duda el inglés el más solicitado, seguido del portugués en el entorno latinoamericano.

“El dominio de un segundo idioma representa ventajas competitivas en el mercado laboral que, incluso pueden estar por encima de estudios de especialización y maestría”

El dominio de un segundo idioma representa ventajas competitivas en el mercado laboral que, incluso pueden estar por encima de estudios de especialización y maestría.  Sea cual sea el requisito del puesto, el conocimiento de un segundo idioma incrementa hasta en un 44% la posibilidad de entrar al mercado laboral y mejorar las condiciones salariales en comparación con una persona que no lo tiene. Según lo señalan varias investigaciones.

la posibilidad de encontrar un trabajo la determinan tres factores:

  la formación, la experiencia y los idiomas.  La demanda de cursos de idiomas es cada vez mayor en el sector empresarial, tanto por parte de  trabajadores activos como por aquellos que están en situación de desempleo, quienes ven en el conocimiento de otro idioma un elemento clave para completar su perfil profesional siendo el inglés el de mayor demanda.

El conocimiento del inglés se ha convertido en condición “Sine qua non” para acceder al mercado laboral e incrementar las competencias profesionales, debido a la necesidad de éste en organismos internacionales, empresas multinacionales y en el área de la investigación.  Estudios recientes de British Council sugieren que aproximadamente 402 millones de personas hablan inglés como su primer idioma y éste es utilizado actualmente por más de 1.000 millones de habitantes no nativos.  En los años que vienen esta cifra puede alcanzar los 2.000 millones.

Por consenso mundial, el inglés ha sido elegido como el idioma de la comunicación internacional.  Es la lengua de la diplomacia, la industria, los negocios, el comercio internacional, en todo el ámbito productivo se escribe, se habla y se lee en inglés.  El conocimiento del idioma inglés se ha trasformado en un diferencial en cualquier tipo de compañía, sea nacional o transnacional, pues el ejecutivo que lo posea demuestra su interés en aprender nuevas herramientas, independientemente de que vaya a utilizar el idioma o no en sus labores habituales. Este idioma le permite adaptarse mejor a los cambios laborales del mercado y a las demandas de su área de trabajo a nivel global.

Según un estudio hecho por el periódico El Tiempo en junio pasado, un profesional con dominio del idioma inglés puede ganar hasta un 30% más que un profesional que no lo maneje, en el mismo cargo y nivel.  El mismo artículo señala que según un estudio de HAYS (especialistas en reclutamiento de alto nivel), dominar una lengua puede significar más salario y una ventaja en el proceso de selección.

Y ahora bien, si esta es la realidad porqué más profesionales no alcanzan el nivel de dominio del idioma para aumentar su competitividad laboral?  Las oportunidades y ofertas en el mercado para la formación en otro idioma, fundamentalmente el inglés, han crecido enormemente, una gran parte del sector corporativo ha hecho y continúa haciendo una inversión importante en la capacitación de inglés de sus profesionales. Cada vez más muchas empresas le apuestan a la formación de idiomas en la modalidad on-line, ya que evita desplazamiento, y supone un ahorro importante en tiempo y dinero.  Sin embargo, el porcentaje de profesionales con dominio del inglés sigue siendo deficiente. El dominio de una segunda lengua como herramienta competitiva en el entorno laboral es un proceso que requiere de tiempo, dedicación, continuidad y un alto grado de trabajo autónomo para obtener los resultados que se requieren.

¡Aún sin comentarios!

Se el primero en iniciar una conversación.

Añadir un comentario

Sus datos estarán a salvo! Su dirección de correo electrónico no será publicada. También otros datos no serán compartidos con terceras personas.
Todos los campos requeridos.