Tecnologías de Información aplicadas según el trabajo que se desempeñe

Tecnologías de Información aplicadas según el trabajo que se desempeñe
Imprimir este artículo

La forma en que se trabaja en las organizaciones y las políticas de Recursos Humanos están cambiando a nivel mundial. Al día de hoy, las implementaciones de movilidad empresarial, el teletrabajo o trabajo remoto y la conformación de equipos con miembros que se localizan en diferentes puntos geográficos, son una realidad.

En su mayoría, estos cambios responden a las necesidades de las personas quienes finalmente conforman el negocio de cada compañía. Cada vez que los departamentos de Recursos Humanos identifican una necesidad del personal, la forma en que se trabaja evoluciona. Adaptarse a los requerimientos de los trabajadores toma tiempo, pero demuestra el interés de la empresa por motivar y apoyar a cada miembro de la organización según sus necesidades y como resultado se obtiene la optimización de su trabajo.

Desafortunadamente, muchas veces en el intento por entender las nuevas necesidades de los trabajadores, se abordan iniciativas que no se complementan con las políticas corporativas de Tecnologias de Información (TI). Por lo general, estas decisiones poseen un foco estricto en el que se plantea “el mismo patrón de todo para todos”, asumiendo que todos los trabajadores hacen uso de las mismas aplicaciones y llevan a cabo el mismo uso de la tecnología disponible.

De este modo, las actividades laborales se llevan a cabo suponinendo que un ejecutivo senior, que se desplaza con frecuencia y posee un dispositivo móvil de alto rendimiento en el que puede trabajar sin conexión, tiene las mismas necesidades de trabajo y de equipo que un representante de atención al cliente con horario fijo en un call center; la verdad es que sus requerimientos son muy diferentes. Es más, si lo analizamos ¿cuántas de las aplicaciones instaladas en nuestro ordenador usamos en realidad?

Por: Juan Pablo Villegas
Gerente General de Citrix Colombia

Al enfrentar este panorama, está claro que las labores del área de Recursos Humanos y las de TI deben complementarse para cumplir con sus metas como diferentes departamentos de la misma organización, pero aportando al desarrollo del negocio y al de su capital humano. Para conseguir esto, las compañías necesitan entender y diferenciar las categorias de empleados que las conforman: aquellos que acceden a su información de forma remota, quiénes manejan horarios fijos y quiénes manejan horarios flexibles, aquellos ejecutivos que viajan frecuentemente, los empleados que requieren su información desde la oficina de un cliente, entre otros.

Una vez identificado y categorizado el personal según sus necesidades de acceso a la información empresarial, la compañía deberá decidir cuál es la tecnología que se acomodará mejor a cada categoría. En esta fase es esencial examinar cómo se puede mejorar la experiencia del usuario dándole información y aplicaciones que se ajusten a su trabajo específico e independiente de la ubicación geográfica en la que se encuentre y el dispositivo que use para conectarse.

Una de las tecnologías que hace esto posible es la virtualización de los escritorios de trabajo, que garantiza el acceso de los empleados a los recursos corporativos y a los datos requeridos para desempeñar sus labores desde cualquier dispositivo (ya sea un PC de escritorio, un portátil, un teléfono inteligente, una tableta, entre otros) y lugar.

Gracias a esta tecnología, toma más fuerza la tendencia denominada “Traiga su propio dispositivo” (Bring your own device BYOD); un programa que algunas empresas están implementando y que implica otorgar a su personal una suma determinada de dinero para que adquieran el dispositivo con el que desean trabajar. De acuerdo al estudio de movilidad y seguridad realizado por Citrix, el 57 % de las empresas admiten el uso de estos dispositivos para el desarrollo de las tareas laborales de sus empleados.

El propósito de esta iniciativa es brindarle flexibilidad y motivar a los empleados que entienden que cada persona, por la clase de trabajo que realiza, requiere un dispositivo diferente o simplemente, es más productivo si puede acceder desde un dispositivo que conoce y maneja mejor. Estas reflexiones sobre la relación del personal de trabajo con la tecnología permiten llevar a cabo una planificación de TI más efectiva que se ajuste a las políticas de Recursos Humanos.

En conclusión, el objetivo de esta tecnología es ofrecer a los empleados la flexibilidad y las herramientas para que puedan ejercer labores desde su casa, desde la oficina de un socio de negocios o un cliente, o desde un dispositivo móvil mientras están en la calle o en el aeropuerto. Para cumplir este objetivo, es indispensable dejar atrás la idea de un mismo modelo de todo para todos y pensar en una TI personalizada según la labor que realiza cada persona.

¡Aún sin comentarios!

Se el primero en iniciar una conversación.

Añadir un comentario

Sus datos estarán a salvo! Su dirección de correo electrónico no será publicada. También otros datos no serán compartidos con terceras personas.
Todos los campos requeridos.