Ascensores y Escaleras Eléctricas: Trasporte del Futuro en las Ciudades Inteligentes

Ascensores y Escaleras Eléctricas: Trasporte del Futuro en las Ciudades Inteligentes
Imprimir este artículo

La industria de ascensores y escaleras eléctricas en busca de la eficiencia energética

El aumento poblacional en las ciudades incrementa la demanda de construcciones verticales con sistemas de alta  tecnología, que permite la optimización de recursos. Los ascensores serán un elemento importante para el trasporte del futuro en las ciudades inteligentes.

 

La tecnología para ascensores, escaleras eléctricas y rampas para peatones, toman cada día mayor vigencia e importancia al momento de desarrollar complejos urbanísticos, si tenemos en cuenta que las personas buscan llegar más rápido y de forma segura. Esto se aplica para todo tipo de construcciones, edificios gubernamentales, centros comerciales, conjuntos residenciales, entre otros, donde el tránsito de personas es constante.

El crecimiento demográfico de los países incrementa la operación del sector de infraestructura,  por tanto se genera un alto consumo de energía y recursos tanto renovables como no renovables. Este sector se enfoca en la construcción de edificios inteligentes, cuyas instalaciones y sistemas son altamente tecnológicos  permitiendo un control y ahorro en el consumo de energía, iluminación, control de acceso y emergencias,  esto precisamente es uno de  los desafíos del mundo actual, lograr que las industrias y las empresas prestadoras de servicios hagan un uso responsable de la energía implementado procesos que permitan optimizar los recursos.

Nuevos componentes para mayor eficiencia

El desarrollo de nuevos materiales hace posible que los diferentes sistemas para el transporte vertical se fabriquen con menor peso y menor espacio, mientras ofrecen mayor seguridad y reducen los consumos de energía al máximo. Hoy los ascensores y escaleras son más livianos, lo que a su vez disminuye los requerimientos de carga en las estructuras de los edificios y las exigencias de capacidad eléctrica instalada.

Así, los diseños se simplifican con el paso de los días, mientras se logran los mismos objetivos de funcionamiento con el uso de menores componentes y materiales más livianos. Por ejemplo, el uso de poleas de plástico en ascensores se convirtió en el estándar de la industria, algo que era impensable hace algunos años.

Al mejorar las tecnologías y los componentes para la fabricación de sistemas de transporte vertical, los costos también disminuyen. “Los diseños de los ascensores y escaleras se hacen pensando en los métodos de fabricación, instalación, ajustes y mantenimiento.

Con las nuevas tecnologías todos los procesos se hacen hasta un 50% más rápido. Esto incide de forma inmediata en los costos de mano de obra y en los plazos de entrega de los proyectos. Es evidente que, en valor constante, los ascensores, escaleras y rampas son en la actualidad, hasta un 70% más económico que hace veinticinco años.

Al respecto, el Ingeniero Castro de Estilo Ingeniería comenta: “Con el fin de mejorar la eficiencia en las construcciones, sin importar su edad o tiempo de operación, las administraciones de los edificios pueden cambiar la iluminación de las cabinas de ascensores a sistemas con tecnología LED. En cabinas de ascensores muy recientes quizás ya este cambio este incorporado desde la fábrica”.

También es factible aplicar a los ascensores antiguos una actualización tecnológica en su sistema de control que permita la utilización de variadores de velocidad que optimicen el consumo de energía. En ascensores es viable el uso de motores sincrónicos de imanes permanentes y tracción directa, que permiten la eliminación de las cajas reductoras con engranajes, lo cual añade un 35 % más a la eficiencia energética del sistema.

En escaleras y rampas se pueden adicionar sistemas de detección de bajo tráfico que reduzcan la velocidad de operación del equipo cuando no se están en uso.

Visión de largo plazo

Implementar  sistemas de eficiencia energética  es una tendencia  en la industria que cada vez se enfoca en proporcionar mejoras a los diferentes sectores. La tecnología evoluciona mientras busca reducir o eliminar los elementos innecesarios o que puedan afectar el medio ambiente. Por ejemplo, los motores lineales se han mejorado para permitir cambios drásticos en los sistemas de transporte vertical ocurridos en los recientes veinte años, los cuales aseguran un mantenimiento eficaz y a bajo costo garantizando la durabilidad del sistema. Sin embargo, estos cambios continuarán en  los próximos 35 años.

En cuanto a sistemas de transporte, hablamos del ascensor sin sala de máquinas ya en uso generalizado en todo el mundo y los ascensores de levitación magnética que serán comercializados dentro de los próximos treinta años. Los ascensores de levitación magnética se moverán tanto vertical como horizontalmente. Esto amplia las alternativas para los diseñadores de espacios y también las posibilidades para acceder a ellos. Las ciudades del futuro serán verticales y el medio de transporte serán los ascensores.

 

¡Aún sin comentarios!

Se el primero en iniciar una conversación.

Añadir un comentario

Sus datos estarán a salvo! Su dirección de correo electrónico no será publicada. También otros datos no serán compartidos con terceras personas.
Todos los campos requeridos.