Sostenibilidad del Modelo NIIF

Sostenibilidad del Modelo NIIF
Imprimir este artículo

La implementación (2013, 2014, y 2015)

Para cualquier organización en Colombia se constituye como un logro indiscutible de sostenibilidad haber cumplido con los requerimientos necesarios para implementar los estándares internacionales de reporte financiero (IFRS), más conocidas como estándares NIIF. En efecto, el reporte del ESFA (Estado de Situación Financiera de Apertura) a la respectiva Superintendencia, cierra esta etapa con la cual las empresas requeridas a reportar debieron: 1) Confirmar los estándares aplicables, 2) definir las políticas de reconocimiento, y medición bajo NIIF. 3) Ajustar sus procesos, procedimientos, y sistemas, 4) Revisar definiciones de roles y responsabilidades organizacionales que cambian con NIIF. 5) iniciar un proceso de capacitación.

La sostenibilidad (2016, y años siguientes)

¿Qué sigue después del ESFA?, al cierre del 2105, las organizaciones de “Grupo No.2” deben reportar los estados financieros de transición, y las de “Grupo No.1” los estados financieros de adopción. La prioridad ahora se encuentra en asegurar que su empresa tendrá la capacidad de sostener el nuevo modelo contable y de reporte financiero NIIF.

Por: Manuel Guillermo Escobar
Managing Partner de North Management

Es una realidad que a partir del 2015 será un requisito indispensable reportar su información financiera bajo NIIF. A su vez, bancos, inversionistas, clientes, entes reguladores, y todos los terceros interesados, comenzarán a solicitar esta información para sus propósitos de análisis de información y de control. Si su organización no cuenta con la capacidad de sostener NIIF, pondrá en riesgo el esfuerzo de su implementación e incumplirá los requerimientos de reporte que el mercado, sus clientes y entes reguladores le exigirán.

La pregunta es: ¿aquí termina?, la respuesta es NO, apenas estamos iniciando. A partir de 2016 su empresa debe disponer de una organización que esté en capacidad continua de:

  • Comprender cómo los cambios en el entorno económico impactan las políticas de reconocimiento y medición de la Normatividad NIIF vigente al 2014. En efecto, la devaluación acelerada del último año, contrario a la tendencia revaluacionista o estable de años anteriores y las perspectivas de crecimiento de la economía (3-4%), obligan a las compañías a revisar bajo NIIF sus definiciones de moneda funcional, transacciones con vinculados del exterior, valor razonable de sus activos (v.gr. Costo de reposición, valor de mercado o valor de uso), y la necesidad de reconocer posiblemente provisiones por deterioro.
  • Determinar qué cambios en el modelo de negocios (v.gr. Nuevos productos, segmentos o canales, cambios a los contratos con proveedores o clientes, adquisición o combinación de negocios, etc.) requieren ajustes o definiciones de nuevas políticas NIIF.
  • Conocer los cambios en los estándares NIIF, y ajustar el modelo NIIF actual en función de sus impactos. En efecto, la dinámica de las normas internacionales es muy alta comparada con la actual (Decretos 2649, y 2650 de 1993). Hace un par de meses, por ejemplo, fue publicado el nuevo estándar de NIIF para PYMES, cuya aplicación es obligatoria a partir del año 2017. Existe también un nuevo estándar para el reconocimiento y medición de los ingresos que introduce cambios significativos a las normas actuales y deroga estándares especializados (v.gr. Norma 11 para construcción, Norma 18 para Ingresos por servicios).

Adicionalmente, los entes reguladores en Colombia como el CTCP, la DIAN y las Superintendencias, emiten continuamente nuevos decretos, conceptos y circulares sobre la  aplicabilidad de estos estándares, así como guías para su implementación, a los cuales su organización debe estar atenta para identificar fuentes de cambio /ajuste a lo actual o nuevos requerimientos (v.gr. Libro tributario, Consorcios, Patrimonios autónomos, etc.).

¿Qué hacer?

 Frente a esta realidad de cambio, la única alternativa es que las compañías en Colombia desarrollen capacidades con las que antes no contaban. Por ejemplo, disponer de un recurso que:

  • Se adapta el cambio, lo interioriza y se apropia de este nuevo lenguaje financiero, y de negocios (Cambio cultural).
  • Entiende los cambios en el entorno en su negocio, y en los estándares para ajustar su modelo contable, y de reporte financiero (v.gr. Políticas, procesos, sistemas, capacitación) a la nueva realidad, y los requerimientos nuevos.
  • Identifica los beneficios de este nuevo lenguaje, y genera mejor información para el análisis de los resultados del negocio, para evaluar fuentes de creación o destrucción de valor (v.gr. Modelos de decisión financieros, árbol de valor, mapa de riesgos, tableros de control, modelos para el análisis de rentabilidad de productos, canales, segmentos, costos, y presupuestos).

Estamos frente a un enorme reto, debido a que el cambio de COLGAAP a NIIF es un proceso que debe consolidarse en el mediano plazo (2-3 años), durante este tiempo, todas las compañías colombianas deberán asumir integralmente este proceso con cambios significativos en la cultura de manejo de la información. Así pues, el beneficio de disponer de mejor información es estratégico para el éxito y sostenibilidad de las organizaciones.

¡Aún sin comentarios!

Se el primero en iniciar una conversación.

Añadir un comentario

Sus datos estarán a salvo! Su dirección de correo electrónico no será publicada. También otros datos no serán compartidos con terceras personas.
Todos los campos requeridos.