¿Comercio electrónico enfocado en el consumidor o en otros negocios?

¿Comercio electrónico enfocado en el consumidor o en otros negocios?
Imprimir este artículo

Cuando se trata de crear una plataforma ecommerce, las empresas no deben tomar sus servicios y productos y ponerlos siempre en el mismo modelo. Un público distinto como B2B (de negocio a negocio) o B2C (de negocio a consumidor)  requiere una estrategia ajustada a sus necesidades particulares, y eso incluye una estrategia de comercio electrónico diferente.

Blacksip, una empresa de servicios de tecnología enfocada en resolver retos de negocio de sus clientes, desde la estrategia hasta los resultados, con innovaciones tecnológicas, presenta las siguientes diferencias y consejos de e-commerce, para que las empresas que están diseñando o redireccionando sus estrategias de comercio electrónico puedan tener mejores resultados dependiendo de quién es su público.

Como lo explica Jorge Quiroga, CEO de Blacksip “las diferencias entre ecommerce B2C yB2B están basadas en el tipo de cliente que se quiere impactar. Esto define las dinámicas que se implementan y que impactan en los resultados que se obtendrán.”

 ¿Qué diferencias son esas?

 “En el caso de B2C, se habla de un cliente que compra impulsado principalmente por su ‘corazón’ y no su cabeza. Para los clientes B2B: la lógica pura y dura, con datos y cifras, esa es la motivación para cerrar una venta”, explica Quiroga.

Para la agencia IWD, efectivamente existe una emoción en la compra: el miedo. Este puede llevar a y hacer una mala inversión y al descontento de los superiores.

 Entre un ecommerce B2B y uno B2C existen las siguientes diferencias prácticas:

  • Diseño: en el caso de un ecommerce B2B el foco debe estar en proveer la mayor cantidad de información útil y opciones de servicio al cliente.
  • Call-to-action: los ecommerce B2B deben centrarse en demostrar que pueden resolver problemas a nivel empresarial.
  • Registro: Introducir elementos como registro y otras formas de identificar un cliente recurrente tienen mucho valor en los ecommerce B2B.  Se trata de facilitar un proceso de acompañamiento, donde la información personalizada de la empresa, con sus necesidades y objetivos específicos, se mantengan para guiar la solución de dudas y procesos de re compra.
  • Venta: en un ecommerce B2C el cliente espera pasar de la compra a la confirmación en el menor tiempo posible. En B2B se trata de un proceso más cuidadoso, donde hay un acercamiento de un equipo de ventas a través de llamadas o chat. Dado que los servicios y productos tienden a ser personalizados para las necesidades de la empresa.

¡Aún sin comentarios!

Se el primero en iniciar una conversación.

Añadir un comentario

Sus datos estarán a salvo! Su dirección de correo electrónico no será publicada. También otros datos no serán compartidos con terceras personas.
Todos los campos requeridos.