Vender Sin Vender: EL PODER ESTRATEGICO DEL CONTENIDO

Vender Sin Vender: EL PODER ESTRATEGICO DEL CONTENIDO
Imprimir este artículo

influenciadores más importantes en Colombia

Hoy,  más que nunca, nos  enfrentamos a fuertes transformaciones,  expertos afirman que la humanidad cambiará, más en los próximos 20 años que en toda la historia humana,  estamos presenciando más que cambios en la época, un verdadero cambio de época, caracterizado por un entorno volátil, incierto, complejo y ambiguo. Todos los días se convierten entonces en una invitación para preparar el futuro que queremos construir.

Toda organización sin importar su actividad  social o económica,  su tamaño, su mercado, sus años de trayectoria,  esta llamada a  enfrentar el reto de comunicar, interactuar y movilizar  con inteligencia nuestros grupos de interés, especialmente nuestros clientes.

Por: Edgar Ospina

Presidente- Eco Resultores

A diario nos movemos en un ambiente caótico, agitado, acelerado, sobre informado, invadido  por  numerosos medios, por miles de mensajes. Es así como nace la necesidad de capturar y mantener la atención de una audiencia muchas veces distante, apática, prevenida y mucho mas informada, conocedora y por lo tanto exigente.

Computación en la nube, big data, analitycs, Inteligencia artificial, el Internet de las cosas, realidad aumentada y más desarrollos tecnológicos nos señalan que los medios, ya no son la prioridad, que  la clave está en el CONTENIDO, co-crear, co-construir, co-producir informaciones humanas basadas en testimonios experienciales, en historias poderosas,  creadas con los clientes y no sólo diseñadas para los clientes, donde se le de total  prioridad a una interacción natural, donde fluya la espontaneidad, que será la que finalmente conecta con las marcas, para Vender sin Vender,  y aporta así a los niveles de credibilidad y confianza.

Esta gestión es tan delicada,  estratégica y exigente,  que no será sólo  una responsabilidad  de los community manager, o expertos en comunicación o marketing digital, los directivos estamos llamados a  formarnos en este arte, para promover  una cultura de escucha, de  orientación temática, de  una administración efectiva de la  participación, y ante todo manejar con inteligencia los llamados    influenciadores, quienes lideran libres opiniones que  pueden impulsar o destruir el capital reputacional de nuestras organizaciones.

*”Se hace necesario repensar y replantear la estrategia comercial desde la gestión inteligente de contenidos, donde los clientes se conviertan en constructores y   contadores de sus propias experiencias e historias.”

La nueva era de las ventas se caracteriza por la relación y la conexión, no sólo por las transacciones, esto supone un nuevo modo de pensar, e interactuar basados en contenidos de interés,  e implica el dominio  de nuevas habilidades  de comunicación para los líderes de ventas, ellos deben pensar de manera holística  e integral sobre el producto / servicio y concebir  la pre-venta, venta y post-venta como una gran plataforma, no como eventos independientes, donde el contenido sea el rey.

Técnicas como el storytelling, el desig thinking, la programación neurolinguistica, el neuromarketing, las inteligencias múltiples, la divergencia generacional,  la dominancia del cerebro, entre otras, deberán estar presentes en la agenda comercial, y generán posibilidades para convertir los contendidos en activos estratégicos de toda organización.

Los errores más comunes que siguen cometiendo la mayoría de organizaciones en la gestión de comunicación comercial son: creer que los medios por si sólo garantizan impacto y resultados, otro es crear mensajes para sus clientes y no con sus clientes, también el confiar demasiado en los conceptos y campañas publicitarias simplemente por ser novedosas, otro problema está en no entender como ser conectivos con los diversas personas de acuerdo a su edad y  etapa de vida, ya que  es fundamental  concebir el proceso de atención y  persuasión de acuerdo a la generación.

Por esto se hace necesario repensar y replantear la estrategia comercial desde la gestión inteligente de contenidos, donde los clientes se conviertan en constructores y   contadores de sus propias experiencias e historias, donde la inclusión este presente, porque se valora y se respeta la  diversidad de personas,  culturas, opiniones y preferencias, porque  finalmente humaniza y dignifica el diálogo que trae como consecuencia una conexión emocional y total,  que se refleja en lealtad y fidelidad  que impactará positivamente  todas las posibilidades de compra en el presente y el futuro.

¡Aún sin comentarios!

Se el primero en iniciar una conversación.

Añadir un comentario

Sus datos estarán a salvo! Su dirección de correo electrónico no será publicada. También otros datos no serán compartidos con terceras personas.
Todos los campos requeridos.