Al Sistema Pensional le llegó la hora de Tomar Decisiones

Al Sistema Pensional le llegó  la hora de Tomar Decisiones
Imprimir este artículo

Seccion Gestion Humana

Los sistemas pensionales en el mundo afrontan importantes retos, y Colombia no es la excepción a esta realidad. Este panorama es una respuesta al cambio natural que ha tenido la población mundial durante los últimos 50 años: ahora vivimos mucho más gracias a los avances en la medicina, existe una crisis laboral representativa, y las generaciones actuales tienden a vivir el presente, pues solo planean el futuro en el corto y mediano plazo, es decir, tienen una visión inmediatista que se evidencia en su uso y destinación del dinero.

Esta nueva realidad hace que el sistema pensional diseñado hace más de 27 años, que trajo consigo grandes beneficios y novedades para el país, afronte en el presente una serie de retos que debemos atender de forma oportuna, pues debe mejorarse la cobertura para la protección en la vejez, generar mecanismos para que el sistema pensional sea sostenible y reducir la presión sobre el erario.

Por: Juliana Montoya
Directora de Procesos Jurídicos PROTECCIÓN S.A.

Esta es una tarea prioritaria que tenemos todos los actores involucrados, para analizar a consciencia las necesidades del país y así llegar en el menor tiempo a los consensos que se requieren.

En Colombia nos merecemos un sistema que, en su conjunto, sea sostenible financieramente, equitativo y con una mejor cobertura, que se convierta en un sistema que ofrezca más y mejores pensiones, más universal y que brinde estabilidad fiscal al país. Y hablamos de mayor cobertura porque actualmente la informalidad laboral en Colombia es la más alta del mundo: 61,3%, según datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), esto sumado a que solo 3 de cada 10 ocupados cotizan al régimen pensional.

Así mismo, contamos con un sistema que no es equitativo, pues en él conviven dos regímenes que se excluyen y que cuentan con unas “reglas de juego” desequilibradas : el régimen de Prima Media (RPM), que es lo público y en el que los aportes pensionales se consolidan en un mismo fondo, y el Régimen de Ahorro Individual Solidario (RAIS), que es administrado por entidades privadas y en el que cada persona construye su propio ahorro pensional en cuentas separadas. En el país nos debemos enfocar en trabajar por la articulación de los dos regímenes, de forma tal que permita eliminar la asimetría entre regímenes y enfocar los subsidios hacia los menos favorecidos.

Lo anterior tiene como consecuencia un reto aún más grande, y es que actualmente el Régimen de Prima Media financia el reconocimiento de las pensiones gracias a los subsidios entregados por el Gobierno Nacional, lo que implica año a año un incremento considerable de este rubro del presupuesto de la Nación. Esto como respuesta a la creciente tendencia de envejecimiento de la población: una pirámide poblacional que conlleva a que haya más adultos mayores y menos jóvenes.

Cada año que transcurre sin los ajustes necesarios al sistema pensional, hacen que la situación se agrande. Es por esto que debemos concentrarnos en evolucionar el sistema pensional con las realidades del país, y trabajar en unos ajustes que corrijan la cobertura de la población en la etapa de retiro, permitan generar un ingreso adecuado en la vejez, logren equidad en la asignación del gasto público, luchen contra la pobreza en la vejez, y propendan por una sostenibilidad fiscal y financiera del sistema.

El tema pensional es un asunto de todos, es por esto que nos llegó la hora de construir de manera articulada, los ajustes que corrijan los problemas actuales, basados en el debido rigor técnico y estadístico que contemplen las consecuencias sociales y económicas, para que podamos tener un sistema pensional adecuado.

¡Aún sin comentarios!

Se el primero en iniciar una conversación.

Añadir un comentario

Sus datos estarán a salvo! Su dirección de correo electrónico no será publicada. También otros datos no serán compartidos con terceras personas.
Todos los campos requeridos.