Mecanismo de Protección al Cesante: Medida de mitigación del Desempleo en Colombia

Mecanismo de Protección al Cesante: Medida de mitigación del Desempleo en Colombia
Imprimir este artículo

“Las agencias de empleo de las cajas de compensación le brindan asesoría y orientación en la definición del perfil del trabajador que busca el empresario”

La finalización del vínculo laboral entre el trabajador y el empresario es uno de los grandes desafíos que se deben afrontar desde la gestión del talento humano. Por un lado, están las personas que al quedar cesantes deben enfrentarse a la incertidumbre de cuál será su próximo destino, y además se ven afectadas económica y emocionalmente al tener que seguir respondiendo por sus obligaciones personales y familiares sin unos ingresos que se los permitan. Por otro lado, están las empresas que se ven afectadas de múltiples maneras: pierden la inversión que realizaron en el desarrollo y fortalecimiento de las competencias de sus trabajadores, se enfrentan al riesgo de ver afectado el clima laboral, y deben asumir costos en la búsqueda de un nuevo candidato.

Para enfrentar estos desafíos, desde el año 2014 las Cajas de Compensación Familiar de Colombia (CCF) destinan un porcentaje de los aportes de la nómina que cada mes hacen los empleadores, para financiar el Fondo Solidario de Fomento al Empleo y Protección al Cesante (FOSFEC). Esta medida es un instrumento de política social creado por el Ministerio del Trabajo para poner en marcha, con la participación de entidades como las CCF, una serie de programas que buscan la protección social del cesante y el apoyo en su reinserción laboral, así como beneficios que le ayudan al empleador a mitigar los efectos de la pérdida del trabajador y a generar nuevos empleos.

Si usted no sabía que una parte de los aportes que hace su empresa a las CCF está destinada a financiar el anterior mecanismo, la siguiente información le puede interesar.

¿A qué puede acceder usted como empleador?

Las agencias de empleo de las cajas de compensación le brindan asesoría y orientación en la definición del perfil del trabajador que busca, le facilitan la publicación de la vacante en los servicios electrónicos dispuestos por el Mecanismo, a través de un equipo de psicólogos buscan candidatos que se adecuen a sus requerimientos y necesidades, y le remiten candidatos preseleccionados. Estos servicios se ofrecen para cualquier perfil y están disponibles en cualquiera de las agencias de empleo de la Red de Prestadores del Servicio Público de Empleo que está conformada por la Agencia Pública de Empleo a cargo del SENA, las Agencias Privadas de Gestión y Colocación de Empleo de las CCF, las Agencias Públicas y Privadas de Gestión y Colocación de Empleo y las Bolsas de Empleo.

Además de lo anterior, usted como empleador encuentra programas específicos de apoyo a la generación de empleo. Actualmente, existe el programa 40.000 Primeros Empleos que le permite acceder a un apoyo económico durante seis meses si usted contrata jóvenes sin experiencia laboral, que tengan entre 18 y 28 años de edad y que sean graduados de bachiller, técnico o profesional. Con este programa usted además contribuye a formar la nueva generación de trabajadores, en la medida que está permitiendo que los jóvenes se incorporen al mercado laboral, para ello debe nombrar un tutor que acompañe al joven durante la experiencia que tendrá en su empresa.

¿Cuáles son los beneficios para los cesantes?

Todos los trabajadores que pierdan su empleo pueden acercarse a cualquier prestador de la Red para recibir asesoría y orientación en el proceso de reinserción laboral. Esto incluye orientación para  enfrentarse a una entrevista de trabajo, asesoría en la elaboración adecuada de su hoja de vida y apoyo en la identificación de las brechas que debe cerrar para acceder al puesto que aspira, las cuales se consignan en una ruta de empleabilidad sobre la que el cesante deberá trabajar para reinsertarse en el mercado laboral. Para cerrar las brechas, el mecanismo tiene dispuestos servicios de capacitación a los que se puede acceder de manera gratuita cumpliendo ciertos requisitos.

Además, si el cesante estuvo afiliado a una caja de compensación recibe un seguro de desempleo que consiste en un apoyo por seis meses de aportes a salud y pensión sobre un salario mínimo, y si recibía el subsidio familiar continuará con ese derecho por seis meses. A partir de 2016 tendrá beneficios adicionales, seis bonos mensuales de alimentación que le serán entregados por las cajas para que los hagan efectivos en una serie supermercados seleccionados.

El mecanismo también permite a los trabajadores no cesantes prepararse para una futura desvinculación. Para ello existe un beneficio monetario en el que por cada peso ahorrado de sus cesantías, recibirán del mecanismo un monto adicional, el cual se hace efectivo con cargo al FOSFEC en el momento de quedar cesantes.

Como usted pudo ver el mecanismo es muy interesante y trae importantes beneficios no sólo para el trabajador sino para usted como empleador. Anímese a usarlo.

Por: Luis Hernan Cardona Orozco
Jefe División Educación y Desarrollo Social
Caja de Compensación Familiar –CAFAM

¡Aún sin comentarios!

Se el primero en iniciar una conversación.

Añadir un comentario

Sus datos estarán a salvo! Su dirección de correo electrónico no será publicada. También otros datos no serán compartidos con terceras personas.
Todos los campos requeridos.