¿Cómo se Administran los Recursos de Cesantías?

¿Cómo se Administran los Recursos de Cesantías?
Imprimir este artículo

Las cesantías son unos recursos que reciben anualmente, por parte de su empleador, las personas que cuentan con un empleo formal y son equivalentes a un salario mensual completo por cada año trabajado. Para agosto de 2017, se encontraban afiliadas a alguno de los fondos de cesantías privados (Colfondos, Porvenir, Protección y Old Mutual) aproximadamente 7 millones 443 mil personas. Dada la gran cantidad de personas afiliadas resulta relevante conocer cómo se ahorran e invierten las cesantías, si están depositadas en estos fondos. El primer elemento que es necesario enfatizar es que los recursos de los fondos de cesantías, que para agosto de 2017 ascendían a 11,2 billones de pesos son en su totalidad de los afiliados, ellos son los dueños y las administradoras, con base en equipos altamente calificados, son las que invierten estos recursos con el fin de lograr unos buenos rendimientos, propiedad también de todos los afiliados. Teniendo claro esto es relevante que sepamos como están invertidos estos recursos, y este es el objetivo de esta columna.

Por: Jorge Llano Salamanca

Director de Estudios Económicos- Asofondos

En los fondos de cesantías existe un esquema conocido como Multiportafolios, en el cual las personas tienen la opción de elegir la mejor forma de invertir sus recursos de acuerdo a sus intereses y tiempo de permanencia. Este esquema cuenta con dos portafolios: de corto y largo plazo, por lo que la pregunta más relevante a la hora de elegir dónde invertir su dinero es el tiempo por el cual mantendrá ahorrados sus recursos, idealmente y haciendo un uso correcto de las cesantías estas se deberían dejar por un periodo relativamente largo mientras el afiliado está con un trabajo formal y usarlas solamente en caso de estar cesante. Cada uno de estos portafolios tiene sus características propias de inversión, rentabilidad y permanencia, sin embargo, la clave está en saber que entre mayor sea el tiempo que se dejen las cesantías, mayor será el rendimiento que obtendrá en su ahorro.

El portafolio de corto plazo, como su nombre lo indica, está orientado a las personas que van a utilizar sus cesantías en un periodo muy próximo al momento del pago de las mismas, es decir por un periodo menor a seis meses. Asimismo, está dirigido a personas con un perfil de riesgo conservador, puesto que las inversiones que se hacen en este portafolio son de muy bajo riesgo y, por lo tanto, de baja rentabilidad. De acuerdo a los datos de la Superintendencia Financiera (Gráfico 1), para septiembre del presente año este portafolio ascendió a un poco más de 250 mil millones de pesos, de los cuales el 57,8% está invertido en renta fija local y el restante 42,2% en depósitos a la vista. El objetivo de esta composición del portafolio es mitigar el riesgo de desvalorizaciones para tener liquidez en los retiros que se realizan en el corto plazo. En consecuencia, la rentabilidad promedio ponderada de este portafolio para el periodo mayo-agosto de 2017 se ubicó en 5,09% E.A.

Ahora bien, el portafolio de largo plazo está dirigido a las personas que esperan mantener sus cesantías por un periodo mayor. Está dirigido a personas con un perfil de riesgo moderado debido a que las inversiones realizadas en este portafolio podrían llegar a tener un riesgo algo mayor respecto al portafolio de corto plazo, lo que también se traduce en mayores rentabilidades. El monto total de este portafolio asciende aproximadamente a 10,7 billones de pesos, de los cuales el 34,4% son inversiones en deuda pública, el 22,8% en renta variable en el exterior, el 18,2% en renta fija local y el 17,5% en renta variable local, entre otras (Gráfico 1). Respecto al portafolio de corto plazo, este portafolio está mucho más diversificado puesto que no tiene la restricción de requerir alta liquidez en el corto plazo. En este caso, la rentabilidad promedio ponderada para el periodo agosto 2015-agosto 2017 se ubicó en 6,66%.

Gráfico 1. Fondo de cesantías – Portafolio de inversión de Largo Plazo

Fuente: Superfinanciera, cálculos propios.

“El portafolio de largo plazo está dirigido a las personas que esperan mantener sus cesantías por un periodo mayor. Está dirigido a personas con un perfil de riesgo moderado debido a que las inversiones realizadas en este portafolio podrían llegar a tener un riesgo algo mayor respecto al portafolio de corto plazo, lo que también se traduce en mayores rentabilidades”

Teniendo en cuenta esta breve explicación sobre cómo se ahorran las cesantías, es importante reiterar sobre la importancia de usar estos recursos como un seguro de desempleo. En el evento en que pierda su empleo, estos ahorros pueden darle mayor tranquilidad mientras encuentra un nuevo trabajo e incluso pueden servir para seguir contribuyendo a pensión y así continuar cubierto por el seguro previsional. Si ha sido juicioso y tiene una cantidad de recursos importantes en su fondo de cesantías puede destinar parte de ellos en la compra de vivienda o en inversión en educación, aunque siempre es recomendable que haga uso de estos recursos para su fin principal, que es servir como seguro ante una eventual pérdida de su empleo.

¡Aún sin comentarios!

Se el primero en iniciar una conversación.

Añadir un comentario

Sus datos estarán a salvo! Su dirección de correo electrónico no será publicada. También otros datos no serán compartidos con terceras personas.
Todos los campos requeridos.