La Industria Aseguradora en los últimos 40 años

La Industria Aseguradora en los últimos 40 años
Imprimir este artículo

“Reflejo de la forma en que se ha desarrollado esta industria, es el crecimiento de las primas, que en el largo plazo tiende a superar la dinámica de la economía.”

Durante los últimos 40 años la economía colombiana registró notables cambios, que repercutieron en todos los sectores de la actividad económica. Tal vez el más significativo fue el gradual abandono del modelo de desarrollo proteccionista, basado en la sustitución de importaciones, para migrar a uno más orientado al libre mercado en la industria.

Cabe anotar que el nacimiento de Fasecolda está estrechamente relacionado con esos cambios. Los debates sobre la formación de los precios de las primas precipitaron en 1974 una escisión gremial; Asecolda, creada en 1949, aglutinó a los partidarios de preservar el esquema de tarifas uniformes y reguladas, mientras que un grupo de aseguradoras más proclive a precios basados en el mercado, creó Fasecol. Las dos agrupaciones finalmente llegaron a un acuerdo, del cual nació Fasecolda el 23 de junio de 1976.

El desmonte de las políticas intervencionistas fue lento. Por eso, la aspiración a operar bajo condiciones de mercado en la industria aseguradora apenas se alcanzó en 1990 con la Ley 45, que estableció la libertad tanto en tarifas como en productos; a partir de esa ley, no se requiere de la previa aprobación de la Superintendencia Bancaria, con la excepción de la autorización inicial de una nueva aseguradora o de la explotación de un nuevo ramo.

Por: Jorge Humberto Botero
Presidente de Fasecolda

Con nuevas condiciones para la formación de precios, apertura a la inversión extranjera directa (Ley 9 de 1991), definición como una actividad de interés público, (plasmada en el artículo 335 de la Constitución de 1991), y modernización de la supervisión, la industria tuvo un impulso a su desarrollo en las últimas décadas.

En ese nuevo marco, la industria ha contribuido al crecimiento de la economía colombiana al permitir a los empresarios y al gobierno la transferencia de parte de los riesgos afrontados. La inversión empresarial, el desarrollo de obras de infraestructura, el acceso de los hogares a la vivienda y a bienes de consumo duradero, e incluso a la salud y a la educación se ha visto facilitada por las coberturas que ofrecen las empresas aseguradoras.

De igual forma, ha desempeñado un papel destacado en el ofrecimiento de seguros que el gobierno estableció como obligatorios con el fin de superar fallas de mercado. Es el caso de los riesgos laborales, las rentas vitalicias vinculadas al sistema pensional y el cubrimiento de riesgos de accidentes de tránsito (SOAT).

Reflejo de la forma en que se ha desarrollado esta industria, es el crecimiento de las primas, que en el largo plazo tiende a superar la dinámica de la economía. Por esto, el indicador de primas sobre PIB registra una tendencia creciente, que en 2015 llegó a 2.6%, el nivel más alto observado.

El indicador de densidad (primas per cápita), que refleja el consumo promedio de los habitantes, también muestra tendencia creciente, aun cuando con diversas irregularidades para las comparaciones internacionales al ser afectado por las fluctuaciones de la tasa de cambio. En moneda local, el indicador llegó en 2015 a un nivel sin precedentes ($446.000), pero la fuerte depreciación de la moneda, lo hizo caer en dólares (US$163) a un nivel similar al registrado en 2011.

Es un hecho la positiva tendencia del sector, así como su contribución al desarrollo de la economía colombiana; también lo es su gran potencial de crecimiento para alcanzar niveles de profundización similares a la media de América Latina. Si bien es cierto que la sociedad viene adquiriendo una mayor conciencia de las ventajas del aseguramiento, que la industria aseguradora trabaja con las autoridades en pro de mejorar la educación financiera de la población y que el Gobierno está dando pasos importantes para el cubrimiento de riesgos catastróficos, falta camino por recorrer.

¡Aún sin comentarios!

Se el primero en iniciar una conversación.

Añadir un comentario

Sus datos estarán a salvo! Su dirección de correo electrónico no será publicada. También otros datos no serán compartidos con terceras personas.
Todos los campos requeridos.