Escándalos financieros en Colombia: Fortalecen los Fondos de Inversión Colectiva

Escándalos financieros en Colombia:  Fortalecen los Fondos de Inversión Colectiva
Imprimir este artículo

Las polémicas de riesgo de contraparte suscitadas en los últimos años en algunas entidades del sistema financiero no paran y han generado desde 2012 incertidumbre y zozobra entre los inversionistas, al punto de alejar a muchos de ellos del mercado de capitales.

La confianza se deterioró, los volúmenes de negociación disminuyeron, el escepticismo invadió el mercado.

¿Y qué hizo el Gobierno desde el escándalo de Interbolsa para recuperar la confianza de los propios inversionistas locales?

Aunque la tarea no era sólo del Gobierno, hay que decir que en ese momento los entes reguladores sí tomaron algunas medidas que en los últimos años han contribuido a devolver poco a poco la confianza.

Por: Stephen Shaecker

Presidente Carteras Colectivas

Es por eso que, antes de ahondar en el escándalo de Global Securities conviene resaltar algunos avances importantes en este sentido:

En materia de regulación, a raíz del escándalo de Interbolsa, el Gobierno emitió normas que ayudaron a clarificar los límites con los repos, operaciones cuyo respaldo fue insuficiente en el caso de la firma y cuya falta de regulación profundizó la crisis que vivió la entidad, hoy desaparecida.

Adicional a las normas emitidas por el Gobierno, con base en las recomendaciones que realizó el Banco Mundial a mediados de 2012 y la evaluación FSAP (Financial Sector Assessment Program) del FMI para Colombia, la normatividad de los Fondos de Inversión Colectiva también se transformó de manera sustancial en beneficio de los inversionistas.

Conscientes que a nivel mundial los Fondos de Inversión Colectiva han sido un motor de desarrollo de los mercados de capitales, el gobierno colombiano enfatizó en la necesidad de profundizar estos vehículos de inversión y separar la custodia de valores de las demás actividades que implican la administración y gestión de FICs.

“Los recursos de los clientes se encuentran ahora mucho más seguros de lo que estaban seis años atrás, al menos en lo que concierne a Fondos de Inversión Colectiva (FICs)”

De hecho, antes del Decreto 1243 de 2013, la segregación de funciones entre el administrador de portafolio y el custodio no era clara, las propias entidades administradoras se encargaban de custodiar los títulos valores tanto propios como los de los clientes. Para algunos, era como entregar la custodia del queso al ratón.

De la honorabilidad de la gran mayoría de los profesionales que laboran en el sector financiero no hay duda, sin embargo, como inversionista cualquiera prefiere tener precauciones y va a estar más tranquilo si existen unas normas claras que lo protejan de episodios que pongan en riesgo su capital o los ahorros de toda su vida.

Los beneficios a nivel operativo de la reforma se han dejado ver. Además, el potencial de crecimiento de esta industria sigue creciendo, ya que una iniciativa como la de separar la custodia de valores de las demás actividades, ha sido fundamental y muy positiva para los inversionistas. De allí que los recursos de los clientes se encuentran ahora mucho más seguros de lo que estaban seis años atrás, al menos en lo que concierne a Fondos de Inversión Colectiva (FICs).

Es por esto que en caso de liquidación de una firma administradora de FICs, los suscriptores de los fondos de inversión reciben de vuelta sus recursos. Uno de los casos más recientes fue el de Profesionales de Bolsa S.A., en el que, a pesar de la liquidación de la firma, los inversionistas de FICs no perdieron sus recursos porque: 1) eran custodiados por una entidad independiente de la firma en liquidación, 2) el rendimiento de los títulos valores que constituían los portafolios dependía de las fuerzas de mercado, no de la situación particular o legal de una firma administradora.

Otra ventaja, muy importante, que tienen los inversionistas es que ahora pueden seleccionar su fondo de inversión según criterios de eficiencia como son costos menores, además de la experiencia del gerente del fondo, sin limitarse solamente a la marca o el renombre de una firma en particular.

Esto se da gracias a que el respaldo es el mismo se trate de firmas grandes o pequeñas, bancarizadas o no bancarizadas, los títulos son custodiados por un agente especializado e independiente que se encarga de ejercer la vigilancia de los valores de los portafolios.

Dicho esto, no cabe duda que ha habido avances en materia de regulación financiera. En el caso de Global Securities S.A., y según lo que la propia firma comisionista manifestó mediante su comunicado del 30 de julio, los recursos y valores que la firma administra se encuentran bajo custodia en el Depósito Central de Valores DECEVAL y no hacen parte del patrimonio de la sociedad.

En cuanto a los valores administrados mediante la figura de Fondos de Inversión (FICs), Carteras Colectivas® evidenció, según lo reportado en las fichas técnicas de Global Securities que éstos se encuentran custodiados por la firma ITAÚ Securities Services. Por esta razón (y por el bien de los inversionistas y los mercados) la custodia independiente de los títulos valores debería permitir que, como en el caso de Profesionales de Bolsa, situaciones relacionadas con los dueños o accionistas mayoritarios de comisionistas no afecten la confianza y los recursos que los clientes e inversionistas depositaron en la firma.

¡Aún sin comentarios!

Se el primero en iniciar una conversación.

Añadir un comentario

Sus datos estarán a salvo! Su dirección de correo electrónico no será publicada. También otros datos no serán compartidos con terceras personas.
Todos los campos requeridos.