¡El modelo Cooperativo que lleva hacia un Vivir Mejor!

¡El modelo Cooperativo que lleva hacia un Vivir Mejor!
Imprimir este artículo

Historia:

Hace más de 100 años nacieron las Cooperativas como organizaciones autónomas, autogestionables y de control democrático, en donde se unieron personas para satisfacer sus necesidades individuales y comunes orientadas a mejorar su calidad de vida. Con el pasar de los años estos propósitos se han venido perdiendo y se ha impuesto el crecer por crecer basado en objetivos como la acumulación de cosas, el consumismo, la riqueza excesiva, el individualismo impulsado por el modelo especulativo del capital, los medios de comunicación y los falsos paradigmas tecnológicos que se suponen deben generar bienestar en la humanidad y por el contrario están causando un mundo no sostenible para las nuevas generaciones, propiciando  problemas tan complejos y de alto impacto negativo en toda forma de vida como son el cambio climático, el agotamiento de los recursos naturales, la cada vez más amplia brecha entre los ricos y pobres, el hambre y desnutrición en grandes grupos de personas, la violencia generada por el no acceso a recursos vitales, la lenta movilidad en las ciudades producida por la gran cantidad de vehículos de motor que sobrepasan la estructura vial y el deterioro del medio ambiente por la mayor producción de bienes, dispositivos  y fuentes de generación energética no renovables. La lógica del capital ha causado más inequidad y desigualdades en el mundo, como es el caso de Colombia  que en el 2015 cerró con el coeficiente de GINI en 0.522%, este indicador mide el grado de desigualdad de un país y entre más cerca este de 1 es más desigual, nuestro país ocupa el puesto 14 entre los países más desiguales del mundo.

Por: Carlos Herrán  Perdomo
Gerente Coasmedas

El PIB:

Se ha impuesto que el PIB, indicador que representa toda la riqueza material que produce un país, sea el referente para indicar que la calidad de vida de los ciudadanos ha mejorado, supuesto que no se cumple en los países más desarrollados ya que la riqueza se ha concentrado en unos pocos y las condiciones de la mayoría no son las mejores y tampoco son los más felices.

En los últimos años ha crecido el debate sobre la idoneidad del PIB para reflejar el desempeño y la mejora en las condiciones de vida de un país. Cada vez existen más pensadores y economistas sociales que se inclinan por indicadores de desarrollo humano y  de calidad de vida con una visión de sostenibilidad para las futuras generaciones, y el concepto del “Vivir mejor” en lugar del “Tener más”, comienza a posicionarse como principal propósito a cumplir para pasar a otro nivel de desarrollo humano.  Este concepto está asociado con tener lo suficiente para toda la comunidad y no solo para un individuo, considera el desarrollo sostenible asegurando la existencia de los recursos básicos: el agua, el aire, la tierra, la flora y fauna para las próximas generaciones; el no consumir más de lo que el ecosistema puede soportar, es vivir en armonía con el universo, la equidad, la igualdad y la solidaridad entre todos los individuos que conforman una comunidad.

El Cooperativismo de forma natural y a través de sus principios y valores se alinea de forma perfecta con el “Vivir mejor”, por esta razón empresas solidarias como Coasmedas incorporaron en su plan estratégico el lema de la prosperidad, para profundizar su relación con los asociados y cumplir con el objeto social, misión y visión planteados en sus estatutos y planes de desarrollo.

Vivir mejor:

El “Vivir mejor” está presente en cada uno de los cursos de cooperativismo que conforman los programas de capacitación para  asociados. Es así que  en los medios de comunicación, en todos los eventos sociales, culturales y de recreación,  y en los indicadores estratégicos de gestión de la cooperativa el principal  objetivo a cumplir en los próximos años de acuerdo al re-enfoque del plan estratégico  es  retomar la identidad cooperativa, volver a los propósitos iniciales cuando nació el cooperativismo, centrarse en el asociado y en el vivir mejor.

A través del concepto de “transferencia solidaria” el  modelo cooperativo ha  dado mayor énfasis al balance social  y ha mejorado la percepción de los asociados respecto a la diferencia que existe entre una organización solidaria y otras en donde lo que prima es la especulación del capital.

El despertar la conciencia en la base social sobre la filosofía y los beneficios que se pueden obtener al pertenecer a una cooperativa han mejorado el uso de los productos y servicios y la permanencia del asociado en la organización solidaria

Gestión social:

La gestión social se ha orientado en cuatro (4) segmentos con necesidades afines: Los niños semilleros cooperativos, jóvenes, adultos líderes y adulto mayor. Se han diseñado programas orientados a cada grupo objetivo que buscan recrear, formar y educar en la solidaridad y los principios cooperativos  de acuerdo con sus verdaderas necesidades.

En el entendido que los indicadores estratégicos deben motivar la satisfacción de las necesidades en común de los asociados, se han establecido mediciones que reflejen ese propósito. Se implementó el indicador de “necesidades satisfechas”, el cual parte de las necesidades propuestas por MaxNeef en su libro “Desarrollo a escala humana”, y considera que la Cooperativa debe contribuir a la satisfacción de las necesidades de protección, entendimiento, participación, creación, identidad y libertad de los asociados. El objetivo del indicador es establecer cuantitativamente en ¿qué medida se contribuye a la satisfacción de las necesidades de los asociados?

El gran reto es lograr la transformación cultural a nivel de los directivos, funcionarios y asociados  para que a través de la educación cooperativa para el mejor vivir adopten los principios y valores cooperativos, el no consumismo excesivo, la economía de la colaboración, la sostenibilidad y la solidaridad  para la alcanzar mejores estándares de vida en un entorno de equidad y justicia social. Los indicadores alineados con el mejor vivir deben generar comportamientos en pro de la satisfacción de las necesidades de los asociados y deben garantizar que las organizaciones de la economía solidaria como la nuestra no  pierdan el norte y su objetivo social por tratar de competir en similares condiciones, estrategias y prácticas de las empresas centradas en el capital.

¡Aún sin comentarios!

Se el primero en iniciar una conversación.

Añadir un comentario

Sus datos estarán a salvo! Su dirección de correo electrónico no será publicada. También otros datos no serán compartidos con terceras personas.
Todos los campos requeridos.